No somos parte de una tribu, somos un pueblo entero...

Ayer, mientras conversaba con varios amigos, comencé a pensar sobre las razones que nos han llevado a falta de comunicación crasa que divide a los puertorriqueños y escribí este comentario, que hoy comparto con ustedes en espera de que hagan lo propio con otros hermanos a manera de que podamos llevar el mensaje.

Es mi propósito el que comprendamos que si no nos escuchamos y comunicamos entre todos, el problema criollo ha de continuar in crescendo, y es tiempo de que le pongamos freno a la desunión, a los insultos y a la irracionalidad del discurso político en la Isla que solo logra polarizarnos más cada día sin resolver ninguno de los problemas que nos aquejan. Es esta la única alternativa viable para crear un futuro mejor para nuestros hijos y las generaciones venideras.

En adición a ser populares, estadistas, independentistas, y todas las otras alternativas habidas y por haber, que nos separan en pequeñas tribus, todos somos puertorriqueños y esa es una distinción que llevamos en el alma y en el corazón que nos hace a todos hijos de una misma patria, compartiendo un pasado, un presente y un futuro en común.

Uno de los fallos en nuestro país es que la verdad se mide en términos de colores político partidistas, esa es la razón de la traba en la comunicación criolla.

La verdad es incolora y es verdad no importa quién la comunique. La decisión, en cuanto a la acción, es personal en acuerdo con nuestra capacidad y nuestro intelecto.

Me parece que la falla principal en nuestra falta de comunicación, es nuestro rechazo a ver la verdad como incolora.

Si alguien presenta un buen argumento, este es válido aunque provenga de un estadista, un popular o un independentista.

Es necesario encontrar la buena semilla dentro de todos los puertorriqueños y crear un mejor gobierno escogiendo a los mejores candidatos, irrespectivamente a su ideal político, social o religioso.

El cambio social es lento, y debemos convertirnos en los jardineros de nuestro futuro y sacar la mala yerba, a como dé lugar, esa debe ser la meta de todos. Debemos limpiar el sendero hacia nuestro futuro.

Nuestra economía, la educación de nuestros niños, nuestra cultura y el detener la criminalidad, son metas que tienen que ver con el futuro de todos, el estatus, y esto lo he dicho por muchos años, nada tiene que ver con este momento crítico, eso vendrá después, mucho después.

Nuevamente, repito, no solo estamos compuestos por las tribus populares, estadistas, e independentistas, todos somos puertorriqueños y esa es una distinción que llevamos en el alma y en el corazón y que nos hace a todos hijos de una misma patria, con un pasado, un presente y un futuro en común, no desperdiciemos la oportunidad ya que TODOS SOMOS UNO.

Tuesday the 19th. Vamos por todo mi gente - Joomla Templates